PAROTET 2021

Clase

Vino tinto criado en tinaja / ecológico / vi de finca / vins antics / celler del roure

Variedad

70% arcos, 30% mandó

Viñedo
Finca Els Corrals, partida de Les Alcusses, Moixent, Terres dels Alforins, D.O.P. Valencia / 600 metros sobre el nivel del mar / suelos arenosos / viñas de 20-40 años / cultivo ecológico certificado
Elaboración

Vendimia manual en cajas de 15 kg, despalillado parcial, levaduras autóctonas, fermentación maloláctica en tinajas de barro, crianza de 10 meses en tinajas de barro de 2800 litros / 10.000 botellas de 750 ml

Analítica

Grado alcohólico 12,5% / pH 3,30 / acidez total (expresada en tartárico) 4,70 g/l / azúcar residual < 1 g/l / SO2 total 58 mg/l

Añada

2021. Más tardía que 2020. Primavera lluviosa y verano suave. Vinos con menos músculo, más inmediatos y fluidos. Añada similar a 2019. Grados alcohólicos más bajos y pH ligeramente más altos.

De noviembre a marzo tuvimos 180 litros. En enero, más de 50 litros, gran parte de ellos durante tres días y en forma de nieve. El 18 de Marzo nos sorprendía con una nevada que cubrió de blanco la bodega y los campos, ahora sí que teníamos la tierra preparada para regalarnos una muy buena brotación, no tan temprana como en 2020. Las lluvias de Mayo, algo más de 40 litros, retrasaron ligeramente la floración. Como ocurriera en 2020, tuvimos que estar encima de la viña tratando con cobre y azufre para evitar problemas de mildiu y oídio.

Verano con temperaturas moderadas, 37 litros a principio de junio que ayudaron a las plantas a llevar mejor los meses de más calor. Vendimia más tardía que la 2020, el anuncio de la llegada de altas temperaturas nos hizo tomar la decisión de empezar con el mandó más fresco para les prunes y les danses, y menos mal! Fruta fresca, muy fresca y muy buenos phs que no se vieron afectados por los tres días de intenso calor donde superamos los 40°.

Parecía que esos días de calor marcarían la vendimia, pero el cielo nos tenía reservada agua, mucha agua, casi 50 litros a principios de septiembre que fueron agua bendita. Las plantas pudieron trabajar bien durante unas semanas hasta que el cielo se volvió a abrir, más agua que nos hizo trabajar duro en el campo, más selección y grados más bajos que en 2020. La lluvia hizo que todo se parara y la vendimia se alargó hasta el 13 de octubre, 66 días después de cortar unos pocos kilos de verdil que servirían como pie de cuba para arrancar la fermentación, entraban 4870 kilos de arcos en el depósito 10, con un 40% de racimo entero, 12.2° de alcohol probable y 3.5 de ph!

Blancos con carácter, frescura y buenas acideces. Vinos más próximos a la añada 2019 aunque con algo más de estructura. Vinos fluidos, con menos grado que en 2020

Familia
Nos gusta explicar nuestro territorio y nuestro paisaje en dos idiomas, de dos maneras. Los vinos antiguos son el resultado de una búsqueda, de un viaje al pasado, a las variedades antiguas como mandó, arcos o verdil y a los antiguos métodos de elaboración como la crianza en tinajas de barro. Los vinos antiguos nos ayudan a explicar el atardecer y el amanecer, la sutileza de un mediterráneo más fresco, la magia de nuestras lunas y el misterio de las variedades ancestrales
Vino
Parotet nace en el año 2011 para ser nuestro primer tinto antiguo. Elaborado con uvas de mandó y arcos criado en nuestras viejas tinajas de barro. ¿Podemos elaborar un vino de guarda sin variedades foráneas y sin barricas de roble? Ese era el reto. Elegimos las mejores uvas de las mejores parcelas que están en la parte más alta de la finca, las elaboramos a la antigua usanza y conseguimos un precioso vino que refleja lo mejor de nuestra historia y de nuestro paisaje mediterráneo. Parotet es una nueva actitud, es promover nuestro patrimonio, nuestras variedades, nuestro clima y nuestro suelo, que es lo que no tienen otros y es escuchar a los viejos viticultores y tratar de volver a hacer los vinos que se hacían antes. Parotet es un vino puro y fresco que expresa la mineralidad de estas tierras de areniscas calizas y las flores de mandó y la finura de arcos, que nos está dando muchas satisfacciones y que poco a poco nos hace ser más conscientes de la trascendencia de lo que estamos haciendo y de lo mucho que merece la pena este esfuerzo por recuperar las viejas variedades, las antiguas tradiciones y esas bellas tinajas enterradas en el corazón de estas buenas tierras, que rezuman memoria, que dignifican nuestra historia y que resulta que son fantásticas criando vinos. En valenciano, parotet significa libélula

Utilizamos cookies en esta web para mejorar la experiencia del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.